Diy. Organizador de mandos para el sofá

organizador de mandos

A mi hijo, como a todos los niños de su edad, le fascinan los mandos de la televisión, del equipo de música, el ipad o los móviles. En cuanto se encuentra uno se dedica a apuntar a la televisión tocando todos los botones, o a ponérselo en la oreja preguntando por la abuela, que es la que más suele llamar. Todo lo quiere hacer como papá y mamá. Pero por muy mono que esté o muy gracioso que nos parezca, ha llegado el momento de tener un rincón donde poder guardar todos estos “juguetes” de mayores que tanto le gustan, para poder encontrarlos siempre en su sitio (sin que Diego haya decidido esconderlos entre los cojines o debajo del sofá) o, al menos, la mayor parte de las veces…

Se trata de un proyecto muy sencillo que no nos llevará mucho tiempo. Yo lo he hecho con máquina de coser, pero por no ser muy complicado puede coserse también a mano.

organizador de mandos

¿Qué materiales utilizamos?

  • Tela principal estampada
  • Tela de contraste
  • Cinta métrica
  • Tijeras
  • Hilo
  • Máquina de coser o aguja

¿Y cómo hacemos nuestro organizador de mandos?

Necesitamos tres piezas de tela:

Pieza 1. Rectángulo de tela principal de 27x78cm

Pieza 2. Cuadrado de tela de contraste de 27x27cm

Pieza 3. Rectángulo de tela principal de 27x18cm

organizador de mandos

Cosemos el dobladillo alrededor de la Pieza 1 a 0,5cm del borde; y también en la parte superior de las piezas 2 y 3. Ponemos la Pieza 3 sobre la 2 y cosemos una línea vertical en el centro para separar dos bolsillos. Por último ponemos las Piezas 2 y 3 sobre la Pieza 1 alineando el borde inferior y cosemos el dobladillo de los laterales y la parte inferior de las Piezas 2 y 3 sobre la Pieza 1, de manera que las tres Piezas quedan unidas.

Y ya tenemos nuestro organizador de mandos hecho por nosotros mismos, listo para colgar del lateral o respaldo del sofá y guardar todos los mandos de la casa, el ipad, los teléfonos móviles, o cualquier otro objeto que queramos tener localizado y fuera del alcance de los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *