¿Qué llevar en la bolsa para el hospital?

Bolsa para el hospital

A partir de la semana 36 de embarazo es un buen momento para pensar en todas las cosas que tenemos que preparar para llevar en la bolsa para el hospital. En mi primer embarazo me pasé semanas consultando páginas y blogs que hablaban sobre el tema para que no me faltase de nada. Pero a la hora de la verdad no me di ninguna prisa y empecé a organizar la bolsa para el hospital en la semana 38, por lo que cuando terminé de colocar las cosas necesarias para mamá y el bebé, me puse de parto; y tuve que meter todo lo que tenía de prisa y corriendo en una bolsa cualquiera y el acompañante se quedó sin nada de lo que tenía apuntado en mi completísima lista.

Esta vez me he puesto un poco más las pilas y he empezado antes. Después de mi primera experiencia tengo mucho más claro cuáles son las cosas que realmente necesito, y sobre todo las que echamos de menos cuando di a luz a Diego.

En qué consiste la bolsa para el hospital:

Bolsa para el hospital

Siempre me había imaginado la bolsa para el hospital como una bolsa de mano monísima en la que llevar algunas cosillas que necesitas para dar a luz. Pero una vez que consigues tenerlo todo preparado, te das cuenta de que con una pequeña bolsa de mano no va a ser suficiente para meterlo todo…

En mi experiencia son necesarias dos bolsas para el hospital: una maleta pequeña con ruedas para mayor comodidad con lo necesario para nuestra estancia en el hospital, y una bolsa de mano más accesible con lo imprescindible para el parto. En esta bolsa de mano llevaremos nuestra documentación y objetos de valor (móvil, cámara, ipad…), un pequeño neceser con cepillo y pasta de dientes, chanclas de ducha para movernos por la sala de parto, calcetines por si tenemos frío, ropa interior vieja, y bebidas isotónicas y barritas de cereales para recuperar fuerzas durante la dilatación. De esta manera tendremos lo imprescindible muy a mano y no necesitaremos estar abriendo y rebuscando en la maleta en el momento del parto.

Lo que no nos podemos olvidar:

A veces estamos tan pendientes de preparar nuestra ropa y la del bebé que podemos dejar atrás algunas cosas importantes: la documentación del seguimiento del embarazo, analítica, informes de la ginecóloga y matrona, y plan de parto; móvil, cámara de fotos o de vídeo si queremos grabar el parto y los cargadores; bebidas isotónicas, zumos y barritas de cereales; monedas y cambio para las máquinas expendedoras del hospital; y almohada de lactancia, que nosotros dejamos en el coche hasta que ya estábamos más tranquilos en la habitación.

Lo que necesita mamá:

Bolsa para el hospital

Ropa para estar en el hospital: camisón abierto por delante para la lactancia, bata o chaqueta y zapatillas para poder pasear por el hospital; sujetador de lactancia de una talla más que la habitual, braguitas desechables de malla de algodón o braguitas viejas y cómodas para el postparto; discos de lactancia, la primera vez utilicé los desechables, pero me he pasado a los reutilizables de tela; y compresas de algodón muy suaves.

Neceser: Todo lo necesario para sentirnos cómodas y aseadas, después del parto nos sentiremos agotadas y puede que con pocas ganas de fotos y visitas, por eso es importante que tengamos todo lo necesario para sentirnos mejor.

Ropa cómoda para salir del hospital: Yo llevo ropa elástica de embarazada, ya que perderemos algo de volumen, pero todavía estaremos hinchadas.

Cositas para el bebé:

Bolsa para el hospital

Cuando nació Diego, en el hospital nos dieron todo lo necesario para el bebé, pero siempre quieres tener algunas cositas que poder ponerle los primeros días. Bodies de manga larga, uno o dos pijamitas, gorro, manoplas y calcetines para que no le coja el frío, ropa de primera puesta para salir del hospital, arrullo o mantita, y neceser con pañales y toallitas para el camino a casa. No nos podemos olvidar de tener preparada la sillita para el coche. A nosotros nos la instalaron en la tienda donde la compramos unas semanas antes de que naciese, para evitar nervios de última hora.

 

Para el acompañante:

Está claro que las personas imprescindibles en el parto son la mamá y el bebé, pero no por ello debemos olvidarnos de llevar algunas cosillas para el acompañante, (como fué mi caso la vez anterior) ya que también sufre nervios y cansancio durante el parto. Necesitará algo de comida y bebida, ya que a diferencia de nosotras, no le van a ofrecer nada; y pijama, ropa interior, zapatillas, un pequeño neceser y toalla si va a quedarse a dormir. A nosotros además nos aconsejaron llevar una almohada por si tiene que dormir en el sofá, ya que no siempre tienen camas disponibles.

Bolsa para el hospital

Y sobre todo prohibido agobiarse, ya que si se nos olvida algo, siempre podemos pedírselo a las visitas o comprarlo en la farmacia del hospital.

One thought on “¿Qué llevar en la bolsa para el hospital?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *